Saltear al contenido principal
DON TORCUATO: EL CONFLICTO ENTRE LXS TRABAJADORXS DE POL-KA Y EL GRUPO CLARÍN

DON TORCUATO: EL CONFLICTO ENTRE LXS TRABAJADORXS DE POL-KA Y EL GRUPO CLARÍN

El conflicto en la productora comenzó de la mano con el aislamiento preventivo, social y obligatorio. En un principio, desde las autoridades anunciaron a los y las trabajadoras que no tendrían problemas en abonar los salarios. La cosa cambió cuando en los últimos días desde la empresa expresaron que “no iban a pagar los sueldos.” (PH portada: Facebook SATSAID).

Allá por marzo, cuando comenzó el avance de la pandemia de COVID-19 y en nuestro país se implementó el aislamiento, los y las trabajadoras de la productora de ficción POL-KA, que tiene sus estudios en la localidad de Don Torcuato, comenzaron con una lucha para sostener sus ingresos y puestos de trabajo.

Al comienzo de la cuarentena, las autoridades de la productora cuya empresa controlante es el Grupo Clarín, habían manifestado que no iba a haber problema con el pago de los salarios. Pero, llegando a fines del mes de marzo comunicaron todo lo contrario, aludiendo que al no producir durante dos semanas se había complicado la situación. Algo que suena más a ficción que a realidad teniendo en cuenta que, por parte de la compañía, se pueden solventar los pagos de manera holgada, debido a los ingresos que sostuvo a través de los años.

A raíz de los acontecimientos, comenzó la discusión entre POL-KA y el Sindicato Argentino de Televisión, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos (SATSAID), consiguiendo llegar a un acuerdo de diferir para septiembre el 30% del salario del mes marzo de los y las trabajadoras, teniendo en cuenta la situación. Mientras sucedía esto, desde la productora se empezaba a gestionar el acceso al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que otorga el Estado como paliativo a los sectores más afectados por la situación de la pandemia.  ¿Es realmente el caso de POL-KA? ¿O se esconde otra cuestión detrás de escena?

Todos los jueves lxs trabajadorxs se movilizan a la puerta de Canal 13 que pertenece al Grupo Clarín
(Imagen: Facebook SATSAID)

En los meses que siguieron, la situación se tornó cada vez más compleja, debido a que ante cada pago de haberes los y las trabajadoras naufragaban en una incertidumbre de no saber qué iba a suceder pues, desde la compañía seguían expresando que no podían afrontar los pagos.

Al respecto, Paula Geraldes, delegada de SATSAID y parte de la comisión interna, expresó que “logramos un acuerdo por dos meses, en los cuales nos iban a pagar el 75% del salario, no nos pagaron el aguinaldo, y ahora nos dicen luego de una asamblea de accionistas que van a juntar un dinero para abonar retiros voluntarios y que no van a pagar ningún sueldo más.” Luego, agrego que “desde el sindicato estamos denunciando el vaciamiento de la empresa, no le pagan a la gente para que pidan retirarse voluntariamente. Esto no es más que aprovecharse de la desesperación de los y las compañeras.”

En otro orden de cosas, POL-KA cercenó los contratos eventuales, que es una modalidad que permite contratar personal por proyecto, lo que deja claro una serie de despidos encubiertos, sobre este tema, Geraldes aportó que “cortaron los contratos eventuales, con lo que podemos hablar de despidos, aunque legalmente no figura como tal. De planta permanente, no despidieron a nadie, pero buscan ahogarnos todo el tiempo para que nos vayamos.”

Sobre como vienen enfrentando la situación, cada vez más crítica, la delegada Paula Geraldes, nos apuntó que “desde SATSAID, los y las trabajadoras estamos encarando el conflicto desde varios frentes, por un lado la vía legal con las denuncias pertinentes en el Ministerio de Trabajo. Por otro lado, nos estamos movilizando a las puertas de Canal 13, con todos los cuidados necesarios, debido a que no obtenemos respuestas y, también, estamos una manifestación virtual, es decir buscamos viralizar por redes toda nuestra problemática.”

“Pedimos que el Grupo Clarín, como accionista mayoritario, se haga cargo del pago de nuestros salarios y que nos garantice una fututo dentro de la empresa, nosotros queremos seguir trabajando, queremos seguir produciendo ficción o si nos tenemos que reconvertir lo hacemos, estamos a disposición”, agregó Geraldes.

La realidad de todo esto, es que se busca cambiar el modelo de producción audiovisual, como sucede en muchos rubros.  Utilizando como excusa la pandemia se busca flexibilizar el trabajo, es decir que no existan más los y las trabajadoras de planta permanente sino tercerizar el mismo. Algo que afectaría mucho al sector, no sólo en la empresa del Grupo Clarín sino que sentaría precedentes para otras productoras.

Con respecto a los pasos a seguir de acá en más, Paula Geraldes nos dijo que “Vamos a esperar la audiencia en el Ministerio del próximo lunes y, si no hay novedades, el otro jueves iremos a la puerta del canal ese jueves y todos los que hagan falta, y llegado el caso veremos de hacer un paro nacional e ir profundizando las medidas.”

Hoy en día POL-KA cuenta con una planta de 315 trabajadores y trabajadoras, que si se solucionara el conflicto y debieran volver a trabajar, lo tendría que hacer en los estudios Baires de Tigre. En consecuencia, de que la empresa vendió todas las oficinas pertenecientes a la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba